POSICIONAMIENTO ARES MPSP SOBRE LAS CASAS DE APUESTAS Y JUEGOS ONLINE

La ludopatía: un problema de salud pública
En su quinta versión, el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) incluye la ludopatía dentro de la categoría de “Adicciones y alteraciones relacionadas”, asemejándola a la adicción a sustancias y siendo la única “no sustancia” incluida en esta categoría. Así como el consumo de sustancias recreativas se ve influido por los condicionantes sociales y materiales que rodean a una persona, la ludopatía también sigue una distribución poblacional influida por los determinantes sociales.

Impacto del juego en la salud 
Las personas con diagnóstico de juego problemático o ludopatía tienen más probabilidad de perpetuar actos de violencia de género o maltrato infantil, y presentan mayores tasas de suicidio. Además, estas personas sufren un mayor riesgo de ser víctimas de actos violentos. También se asocia con patologías mentales como el consumo de sustancias, trastornos de la personalidad, del ánimo o de ansiedad. Las deudas económicas que contraen estas personas pueden desembocar en una situación de estrés crónico que se ha relacionado con problemas de hipertensión, enfermedades cardiovasculares o úlcera de estómago. Las políticas públicas deberían estar encaminadas a reducir la exposición a nivel de la población para reducir las consecuencias sociales y en salud del juego

La ludopatía y el juego en el contexto español
Según el Informe “Adicciones comportamentales. Juego y uso compulsivo de internet en las encuestas de drogas y adicciones en España EDADES y ESTUDES”, el porcentaje de personas que han apostado dinero (de manera presencial u online) en el último año es del 60,2%. Los jóvenes suelen apostar más a través de internet en comparación con las personas de mayor edad, mientras que el juego presencial es más frecuente a partir de los 35 años, habiendo aumentado el porcentaje de jugadores en este último grupo en torno a un 50%

En los últimos años, han aumentado las casas de apuestas y los salones de juegos especialmente en los distritos más desfavorecidos, exponiendo así a la población más vulnerable a una actividad que puede agravar su situación económica. Según El País, uno de cada cuatro centros de bachillerato y FP de Madrid se encuentra a menos de 150 metros de una sala de juegos de azar y apuestas, exponiendo a la población joven a este tipo de prácticas. La Organización de Consumidores y Usuarios llevó a cabo un estudio en diferentes ciudades del país y los resultados demostraron que los/as jóvenes, a pesar de estar prohibido, eran capaces de entrar en estos locales y jugar.

Medidas para reducir el impacto de la ludopatía
Por todos estos motivos, desde la Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (ARES) demandamos:

  1. Abordar la ludopatía como un problema de salud pública.
  2. Limitar la publicidad de las casas de apuestas y locales de juegos de azar en los espacios públicos, televisiones, prensa escrita e internet. 
  3. Prohibir la emisión de publicidad de estas actividades en horario infantil en medios de comunicación e internet.
  4. Restringir la venta de alcohol en los locales de apuestas y juegos de azar. 
  5. Establecer un límite mínimo de 500 metros entre cada uno de estos locales y respecto a los centros de enseñanza de todos los niveles, para proteger a la población joven.
  6. Plantear la implementación de otras medidas como regular el número y cantidad de dinero en las apuestas, así como el tiempo de juego; aparición de mensajes de advertencia en el juego online basados en el tiempo o en la cantidad apostada, ofrecer consejo e información en las casas de apuestas, etcétera.
  7. Garantizar el cumplimiento de la normativa que impide que los menores de edad accedan a estos locales, así como la necesidad de presentar el DNI para utilizar máquinas o realizar apuestas.
  8. Aumentar la Tasa Fiscal sobre el Juego en, al menos, un 1% y destinar esta parte para la financiación de políticas de prevención y tratamiento de la ludopatía, teniendo en cuenta el impacto social y en la salud de estas actividades. 

Granada, a 8 de Junio de 2019.

ARES – Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública

http://arespreventiva.es // Email: buzonARES@gmail.com