El Tribunal Supremo ha declarado nulo el RD de Troncalidad, 639/2014, de 25 de julio…

  1. ¿Qué significa eso?

El TS es el tribunal superior en todos los órdenes, exceptuando las cuestiones constitucionales. Es decir, sus sentencias han de aplicarse aunque posteriormente sean recurridas ante el TC. Desconocemos si el Ministerio tiene intención de recurrir la sentencia, pero en estos momentos la Troncalidad ha sido anulada, no se puede aplicar y el proceso de implementación se detiene.

2. ¿Qué ocurre con las Comisiones Nacionales que estaban trabajando en los nuevos programas formativos de las fases específicas?

Lo desconocemos, aunque entendemos que en las próximas semanas tendremos una notificación oficial, a través de una nota informativa, de la Secretaría de Ordenación Profesional o del Consejo del Nacional de Especialidades de Ciencias de la Salud.

Es posible que debido al periodo vacacional esta nota se retrase, pero dado lo apretado del calendario de plazos que se había impuesto a las Comisiones Nacionales, parece esperable que se nos avise lo antes posible de si debemos detener nuestro trabajo o no.

3. ¿Se anula todo el Real Decreto o la “parte que afecta a Inmunología”?

Según la nota de prensa del CGP, se entiende que el RD ha sido anulado al completo por presentar una memoria de impacto económico “palmariamente insuficiente”. Es decir, no es que afecte a la inclusión o no en el proceso de la troncalidad de una especialidad, sino que todo el RD queda anulado.

4. ¿El Ministerio puede recurrir al Tribunal Constitucional?

Puede hacerlo, pero entendemos que, vistos los motivos que se alegan en la sentencia, no es demasiado probable que el Tribunal Constitucional corrija esta decisión. Y aunque lo hiciera, hasta entonces la Troncalidad y el proceso de implementación deberían estar anulados.

5. ¿Qué pasa con el resto de recursos de otras especialidades?

Los recursos de las distintas Sociedades Científicas, que afectan a partes específicas del RD puede ser que sean resueltos por el TS, con el fin de abordar las distintas cuestiones que han planteado de fondo. Es decir, si un recurso planteaba la nulidad de todo el RD, será archivado porque el LRD ya ha sido retirado del ordenamiento jurídico; pero si se centra en un artículo relativo a una especialidad, por ejemplo, podría ser que se resolviera, es decir, que haya una sentencia.

6. ¿El Ministerio puede volver a retomar la troncalidad? ¿lo va a hacer?

Parece esperable que el Ministerio retome esta reforma. Para ello, Redacción Médica ha informado de que plantearán la cuestión en la reunión del Consejo Interritorial de “finales de enero o principios de febrero” a las CCAA.

7. ¿Si solucionan la cuestión de la financiación podría volver a presentarse tal cual?

Por poder, se podría, pero el Ministerio debería volver a repetir algunos de los pasos previos a aprobar un RD, como sería el trámite de audiencia, donde parecería esperable que escuchara a algunas de las peticiones de las distintas especialidades, al menos si desea obtener un consenso mayor que la última y por lo tanto ahorrarse que vuelvan a presentarse los recursos.

8. Pero entonces… ¿qué pasa con las cuestiones del contenido?

Si el Tribunal Supremo resuelve el resto de recursos, el Ministerio debería acatar los fallos que se dicten. ¿Y si no se resuelven? dependerá de la voluntad política del Ministerio aceptar o no algunas de las peticiones (recordemos que algunas son contrapuestas).

9. ¿Cuánto tiempo tardarían en volver a poner en marcha el RD?


En Redacción Médica se habla de un periodo entre 6 meses y años y medio (18 meses) para que el Real Decreto vuelva a ser aprobado por el Consejo de Ministros, tras la propuesta del Ministerio y oídas las distintas partes (Comisión de Recursos Humanos del Consejo Interterritorial, Sociedades Científicas, etc.). A partir de ese momento, se calcularía que la nueva troncalidad, si es que realmente se pone en marcha, entraría en vigor entre mayo del 2020 – 2022.

Adrian Hugo Aginagalde Llorente y Paula Peremiquel Trillas
Vocales en la Comisión Nacional de Medicina Preventiva y Salud Pública

Nota: el siguiente texto se puede reproducir libremente, solo os pedimos que se enlace la fuente original.