ARES MPSP MUESTRA SU APOYO A LAS MEDIDAS NUTRICIONALES ANUNCIADAS POR EL GOBIERNO Y PIDE QUE SE GARANTICE SU CUMPLIMIENTO

 

El pasado 12 de noviembre, la ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo, anunció en una nota de prensa una batería de medidas en materia de nutrición que el Gobierno quiere implementar en un futuro próximo. Estas consistirán en la implantación del Etiquetado Nutricional Frontal, aplicando el modelo NutriScore, el cese de la venta de alimentos y bebidas con perfiles nutricionales poco saludables en el entorno escolar, así como en centros sanitarios y públicos, y en profundizar en la regulación de la publicidad de alimentos y bebidas dirigida a menores.

Las iniciativas anunciadas por el Ejecutivo han sido respaldadas por organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud y las Naciones Unidas, y están alineadas con la estrategia desarrollada por países de nuestro entorno como Francia o Reino Unido, así como Uruguay, Ecuador y Canadá, entre otros.

Desde la Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública (ARES MPSP), queremos mostrar nuestro apoyo a que se implementen políticas públicas encaminadas a mejorar la salud de la población. La obesidad supone, hoy en día, una emergencia en materia de Salud Pública y sus consecuencias irán en aumento salvo que se busquen soluciones entre las instituciones públicas, las sociedad científicas y la ciudadanía en su conjunto.

Los socios y socias de ARES MPSP consideramos, sin embargo, que para que las medidas anunciadas sean efectivas y tengan un impacto en la salud de las personas, debe garantizarse su aplicación y cumplimiento. La autorregulación o los acuerdos voluntarios se han mostrado insuficientes en experiencias similares (como el código PAOS o el NutriScore en Francia). Nos preocupa la falta de concreción sobre la obligatoriedad de las medidas, los criterios que regirán las nuevas regulaciones de la publicidad y la venta y la fecha aproximada de su implantación.

Además, consideramos necesario implementar otras medidas complementarias que aborden de forma integral el fomento de la alimentación saludable. Estas medidas incluyen:

  • Medidas fiscales como un impuesto a las bebidas azucaradas y la reducción del precio de los productos frescos.
  • La prohibición de las alegaciones nutricionales o de salud en la publicidad y los envases de los alimentos poco saludables.
  • La realización periódica de campañas educativas de promoción de la alimentación saludable que cuenten con la suficiente dotación económica.

Animamos al Ministerio de Sanidad y al Gobierno en su conjunto a llevar a cabo estas medidas de forma que todas las partes cumplan con lo que dicte la norma. Solo así conseguiremos aliviar la situación de muchas personas que sufren enfermedades relacionadas con la alimentación, especialmente de aquellas familias en situación más vulnerable.

Desde ARES MPSP seguiremos con detalle la evolución de este paquete de medidas y nos ofrecemos para colaborar con el Ministerio y la sociedad civil en cualquier ámbito que busque mejorar la salud de la ciudadanía.

Asociación de Residentes de Medicina Preventiva y Salud Pública – ARES MPSP
21 de noviembre de 2018