Como muchos sabréis, desde el Ayuntamiento de Madrid se está llevando a cabo un proyecto de participación ciudadana en las políticas municipales. Podéis consultarlo aquí. Actualmente y hasta el 30 de junio se encuentra en fase de votación de los PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS. Cualquier persona ciudadana de Madrid puede votar las medidas propuestas por otros ciudadanos que crea más adecuadas para nuestra ciudad. 
AMaSaP, Asociación Madrileña de Salud Pública, ha tenido la genial idea de evaluar estas medidas para identificar aquellas que supondrían un mayor impacto en salud pública. Un gran trabajo de promoción de la salud y de implicación local. Desde ARES hemos colaborado con ellos en esta tarea, y queremos seguir haciéndolo. 
Ahora toca máxima difusión de los presupuestos seleccionados. Os animamos a seguir la campaña a través de las redes (hashtag #DecideSalud) y a extenderla. Y, por supuesto, a participar en la votación de los presupuestos!!

Os dejamos la nota de prensa de AMaSaP:

AMaSaP ANIMA A APOYAR ACTIVAMENTE LA SALUD A TRAVÉS DE LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS DEL AYUNTAMIENTO DE MADRID

  • La Asociación aporta su visión desde la perspectiva profesional de la Salud Pública para recomendar algunas de las propuestas que más impacto pueden tener sobre salud de las personas.
Un grupo de trabajo formado por socios de AMaSaP y socios de la Asociación de Residentes de Medicina y Preventiva y Salud Pública (ARES) han aplicado una nueva metodología para articular recomendaciones sobre las propuestas de los presupuestos participativos a nivel municipal. Metodológicamente se ha diseñado un proceso colaborativo de evaluación y triangulación según los criterios contemplados en el documento de la SPQQ – la Salud Pública Que Queremos – que recoge los conceptos y directrices más relevantes sobre la Salud Pública en Madrid. Con este método se han revisado las propuestas más votadas de los presupuestos participativos del municipio de Madrid, destacando entre todas ellas aquellas propuestas que, si se llevan a la práctica, van a conseguir el mayor impacto en la salud de las personas.
Es importante señalar que el Ayuntamiento de Madrid ha dedicado la mayor cuantía de una ciudad europea [https://decide.madrid.es/participatory_budget] en esta iniciativa. La novedad estratégica de estos presupuestos, 60 millones de euros, de los cuales 36 se gastarán en los distritos, 24 en proyectos en toda la ciudad, reside en que es la ciudadanía quien decide cómo invertirlo.
Por lo tanto, hay un importante aprendizaje ciudadano durante el proceso alrededor de esta exposición pública de las propuestas y su deliberación. Es en esta línea donde entendemos que AMaSaP, como asociación científica-profesional, puede incidir desde una perspectiva técnica y profesional basada en los valores de la Salud Pública.
A continuación detallamos el conjunto de propuestas que más se ajustaron a los criterios de Salud Pública de la SPQQ y animamos a la ciudadanía a su difusión. Desde el 15 de mayo hasta el día 30 de junio se pueden votar las propuestas de inversión de los Presupuestos participativos 2016 del Ayuntamiento de Madrid. 

Inclusión social

El Proyecto de inclusión residencial para personas sin hogar [https://decide.madrid.es/participatory_budget/investment_projects/4082] presenta un innovador concepto sobre la garantía del derecho a la vivienda de personas en situación de exclusión social, con un notable enfoque de integración comunitaria. Indudablemente confronta las desigualdades en salud y trabaja de una forma que la salud se promueve desde muchos ámbitos, más allá del sanitario. Junto con este proyecto destacan las siguientes que proponen una actuación similar para darle una alternativa vivencial a personas en riesgo de exclusión o víctimas de violencia de género:

Movilidad ciclista

La bicicleta es la respuesta milagro para promover la salud en la ciudad. No solo contrasta nuestro estilo sedentario de vida con un poco de ejercicio diario, también contribuye a mejorar la calidad de aire y aumentar el carácter urbano de la ciudad, ya que, casi igual que la movilidad peatonal, ir en bici tiene un carácter más público que “encerrarse” en su coche. Entre las muchas propuestas que promueven la movilidad ciclista proponemos a madrileños y madrileñas las siguientes:

Vivienda social

Ante la emergencia social cuya máxima expresión son los desahucios y ante el desequilibrado modelo de vivienda en Madrid, que se basa en la supuesta propiedad de las viviendas, hay una serie de propuestas que proponen tanto fomentar el alquiler, como la vivienda social. Se ha demostrado que el mercado hipotecario vinculado a la vivienda de propiedad ha sido unos de los factores claves para el empobrecimiento de la población, con su impacto documentado sobre la salud de las familias. Entre las propuestas destacamos:

Huertos urbanos

La horticultura urbana está ganando rápidamente adeptos. La inclusión de espacios para la agricultura en las ciudades, próximas al ciudadano, es una potencial herramienta que promueva entornos saludables y sostenibles. La necesaria autoorganización de estos espacios fomenta la cohesión social, y desde una perspectiva de salutogénesis (“¿qué es lo que nos mantiene sanos?”), es sumamente positiva. La evidencia nos dice que mejora los hábitos nutricionales y el acceso a productos ecológicos, promueve el bienestar mental, la actividad física y el desarrollo de redes sociales, tan importantes para la salud:

Calidad de aire, reducción de contaminación y del vertido de substancias tóxicas

La OMS alerta que la contaminación del aire es uno de los factores clave – que está aumentando – para la morbilidad de las poblaciones urbanas. Un reciente informe [http://www.ecologistasenaccion.org/article1657.html] ha reiterado esto para España. La ciudad de Madrid ha incumplido durante años la normativa europea y se enfrenta ahora con una urgencia para actuar. El origen de la contaminación es el tráfico motorizado y la climatización de los edificios (en este orden). De la misma forma, la gestión de residuos en Madrid – residuos tóxicos y ambientalmente críticos- es mejorable, tanto por su administración como por sus habitantes. Una serie de proyectos inciden en reducir la contaminación o mitigar su impacto:

Urbanismo, calidad de estancia y movilidad peatonal

Un gran número de proyectos propone mejoras en la calidad urbana, notablemente la calidad estancial. Aparte de la reducción del ruido, este rediseño urbano fomenta la movilidad peatonal, la integración de personas con diversidad funcional, la convivencia intergeneracional y, en general, la vida social al estilo mediterráneo en el espacio público que ubicuamente ha comprobado su gran efecto sobre la salud y el bienestar de las personas.